jueves, 3 de diciembre de 2015

¿Qué es el amor?

¿Qué significa amar?... ¿Nunca os lo habéis preguntado? Siempre estamos hablando de él, sobre si lo tenemos o lo dejamos de tener. Sobre si lo sentimos o lo hemos dejado de sentir. Sobre si nos mata o nos alegra la existencia. Siempre hablamos de él, siempre pero... ¿qué significa en sí? No sé, es algo tan abstracto que no se podría definir, ¿no? Cada uno tiene una manera de sentir, cada uno tiene una manera distinta de amar. Cada uno tiene unas cosas que vivir, otros cosas que recordar, pero... ¿qué se vive y que se recuerda? ¿Qué se siente? ¿Cómo se ama?


Mucho tiempo he pensado que el amor es imaginarte un mundo perfecto con esa persona que creemos que está en nuestro corazón o sufrir, llorar y crear versos mediante lágrimas porque ese amor no existe, porque esa persona no está pero... ¿algunas vez os habéis preguntado si eso es amar? Yo creo que no, eso es lo que nos han dado a entender que es amar todos los escritores del pasado, que dejaba sus malos en un papel que luego nos ha pasado a nosotros. Que no estamos enamorados, sino que pensamos que lo estamos. ¿No creéis? Porque si todas las emociones y sentimientos son reales en nuestro día a día, ¿por qué el amor puede ser una ilusión?

No, eso no es amor, descartado. El amor tiene que ser algo más puro, más real, algo que haga que sientas una paz interior, porque debe ser bueno, sí, debe serlo mucho porque sino, no deberíamos sufrir tanto por la falta de su existencia. El amor tiene que ser algo como mirar a esa persona y no que se te pare el tiempo, que normalmente eso pensamos luego al recordar porque a nuestra mente le encanta meter acción, sino que se te pase más deprisa porque es una sensación tan buena que pasa disparada. Tiene que ser algo mezclado entre adoración y estabilidad, no sé, algo como ponerse nervioso por estar con esa persona y a la vez sentirte la persona más feliz del mundo, sentirte en completo confort con esto que llaman vida. Tiene que ser algo como mirar a esa persona todos los días y no perder la gracia o algo como que el mundo piense que esa persona está loca menos tú, que pienses que lo que es, es especial. Tiene que ser algo como... la parte buena de la vida, algo que vale la pena vivir una vez. No sé. Platón decía que el alma todo lo conoce y que conocer es recordar... ¿y si nuestra alma ya conociera esa gran satisfacción, esa gran emoción que estuviera amargada por no sentirlo? No sé. El amor es tan complicado... que ni él mismo sabe que es.

3 comentarios:

  1. No sé por qué te busco ahora, o por qué te escribo ahora. Pero no creo que hubiera podido hacerlo antes y seguir viéndote de pasada después. Te escuché tocar el año pasado, y quizá no fue la audición perfecta, o quizá yo estaba sensible de más, pero hubo algo que me gustó y no tiene que ver con tocar o no las notas correctas. Quizá fue la manera que tuviste de expresar tus nervios: dices que hace frío, te quitas la chaqueta para tocar. Lo recuerdo porque me hizo gracia. Y luego, ya en el conservatorio, estabas mal y no se me ocurrió otra cosa que preguntarte cómo era el nombre del blog (y con tal retraso que ni siquiera me enteré bien ._.).
    Sólo quería preguntarte si sigues tocando. Ojalá no lo hayas dejado. Ya está, me da igual sonar como suene. A veces pienso en personas que no conozco. Supongo que todo el mundo lo hace. Si aún no sabes quién soy (aunque me gustaría que te acordaras), solo pregunta.
    PD.¿qué es el amor?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. La verdad es que me siento alagada por este mensaje, además de porque es precioso, no me lo esperaba. La verdad es que ese concierto que creo que fue de los peores que hice porque no me gustaba Vivaldi y también me pidió mucha gente el blog... así que no caigo en quien eres. Sé que suena horrible, la verdad es que me sabe mal pero es que no caigo... Así que estaría guay que me lo dijeras, pero por aquí no que es público, mandame un mensaje a mi correo veriavenus@gmail.com y me lo dices ahí.

      P.D: No lo sé, por eso escribí el relato

      Eliminar