viernes, 11 de diciembre de 2015

¿Sabes que soy?

Estoy en frente tuya o tu verita, sí, estoy aquí y la verdad es que siempre estoy contigo. Me llevas como parte de tu alma, como parte de tu cuerpo. Aunque la verdad... es que creo que tu amor por mí es un exagerado, porque si me pierdes... ¡Se te sale el alma del cuerpo!¡Por Dios!¡Soy un objeto!


Sí, así es, soy un objeto, algo material que no puede amarte porque no tiene sentimientos, pero, soy el que más te demuestra que sé... por ejemplo... todos tus gustos. Sé toda la música que escuchas, y cuando digo toda... digo toda. Sé todos los marrones en los que andas metidos y como cambias según la persona. He vivido contigo, más que nadie. He estado contigo cuando has llorado con una canción, cuando te has reído con un vine y hasta cuando me has tirado enfurecido al suelo, he estado contigo. Por cierto, en esto último, creo que te aprovechas demasiado de que no tenga sentimientos.

Sabes que gracias a mí, esa relación duró y que a lo mejor también tuve la culpa... de que no pudieras olvidarlo... (tuve que bloquearme cada vez que ibas a cotillearle el instagram). Desde que aparecí, me quieres, al igual que quisiste al otro que tuviste hasta que se rompió... o hasta que se volvió antiguo para ti. No te preocupes, a nosotros nos importa poco aunque la realidad es que eres tú el motivo de mi existencia. Sin ti, ni funcionaría. Sin ti, no podría llevarte hasta el infinito, dejarte de vacacionas en Narnia y llevarte a un campo con Percy. Sin ti, no podría hacer que perdieras horas y horas viendo a alguien hacer el estúpido, aunque ese estúpido es el motivo de que tus amigos y tú tengáis algo en común. Sin ti, no podría convertirme en algo tan bonito como la música. Sin ti, no podría convertirme en estas bellas palabras, así que... dime ¿sabes ya quién soy?

P.D:Si lo has descubierto, coméntalo ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario